Sigue nuestros consejos y pon orden a tus finanzas

 

Todos tenemos una serie de hábitos, buenos y malos, que rigen nuestro día a día. Al ser pequeños comportamientos que repetimos de manera casi automática, es muy importante que tengamos conocimiento y control sobre de ellos, especialmente cuándo su mal manejo puede traernos problemas financieros.

Sin duda, la mayor parte de nuestros problemas de dinero es causada por un mal manejo del dinero, combinado con malos hábitos financieros. Gastamos más de lo que tenemos, compramos cosas que no necesitamos, nos comprometemos a deudas que no vamos a poder pagar… y un sinnúmero de malas decisiones que van generando una gran bola de nieve.

La única forma de ponerle un alto a este circulo vicioso es cambiando de hábitos, siendo constante y comprometidos con lo propuesto. No es nada fácil, ya que implica una verdadero cambio de chip, sin embargo, en el equipo de Comparador Financiero te ayudaremos para que logres tus objetivos.

El primer paso será eliminar por completo los 5 hábitos que más daño le causan a tu cartera:

 

No hacer un presupuesto

 

Una base sólida siempre será el cimiento para poder construir. No importa si tus ingresos son muchos o pocos, la planificación es algo que todos debemos hacer si es que queremos llevar finanzas sanas.

Es importante tener muy claro cuales son tus ingresos y egresos típicos. Has un registro riguroso de todos tus gastos, chicos y grandes, para poder identificar que compras son innecesarias y solo representan una fuga de dinero. Conforme a tus ingresos, sé sincero con lo que realmente recibes y no hagas suposiciones de dinero que piensas recibir en el futuro, ya sea por un aumento de sueldo o algo que te deben. Básate en lo completamente real y líquido.

Ya teniendo una estimación muy clara de estos dos números, te recomendamos hacer una lista jerarquizada de cada uno de tus gastos e ir colocando lo estrictamente necesario. Así podrás ir viendo cuánto te queda disponible y si es posible ahorrar o invertir el sobrante, lo cual es altamente recomendable.

 

Comprar impulsivamente

Este es uno de los hábitos más nocivos y que practicamos con mayor frecuencia. Al ser una sociedad consumista, nos bombardean todo el día con anuncios, promociones, ofertas y todo tipo de estrategias para que compremos sus productos.

Debemos ser muy cuidadosos en comprar lo que realmente necesitamos, ya que la causa número 1 de endeudamiento es comprar impulsivamente sin pensar en las consecuencias.

Te recomendamos que antes de cualquier compra, te tomes 30 segundos para pensar si realmente lo necesitas y no te vas a arrepentir en el futuro. Puede parecer une exageración, pero ese pequeño momento de reflexión muchas veces ayuda y terminamos no haciendo la compra.

 

Mal manejo de tarjetas de crédito

 

Nadie puede refutar que son una muy buena herramienta y que facilitan nuestra vida. Sin embargo, darles un mal manejo nos puede llevar por un camino muy feo.

Para evitar tragos amargos, siempre piensa en las tarjetas de crédito como una simple herramienta que te da liquidez y conveniencia. Si en el momento que vas a pasar la tarjeta, no tienes el dinero que tendrás que reponer, es preferible que no la uses y te acoples a lo que realmente poses.

 

No fijar metas de mediano y largo plazo

 

Vivir al día es otro de los hábitos que más practican los mexicanos y sus repercusiones son gravísimas. Es normal no saber con claridad cual es el rumbo que tomará nuestra vida y por eso no hacemos planes a futuro. Sin embargo, el planificar financieramente va mucho más allá, pues nunca sabemos que sorpresa nos podemos encontrar mañana.

Un plan de ahorro o una inversión bien planificada, brindarán gran satisfacción en el futuro. Recuerda que siempre el mejor momento para ahorrar, es HOY. Pequeños abonos mes con mes pueden hacer una gran diferencia en tu futuro.

 

Llevar mal manejo de préstamos

 

Es muy normal que vivamos momentos en los que de plano no nos alcance y tengamos que recurrir a pedir un préstamo. Por si solo esto no tiene nada de malo, el problema comienza cuándo se le empieza a dar un mal manejo o desde que elegimos el préstamo incorrecto.

Ya sea por la necesidad inmediata o por la poca importancia que se le da, muchas veces se eligen préstamos a la ligera, sin hacer un análisis a fondo y dejando de lado las repercusiones a futuro ¡Esto es un grave error!

Nuestra recomendación es que siempre compares todas las alternativas. Ya habiendo elegido el préstamo que más se acople a tus necesidades, has un plan de pago y busca cumplir como relojito. No dejes que se te acumulen los intereses y acabes pagando mucho más de lo que te prestaron.

3
3

Préstamos personales rápidos.

Dinero en efectivo al instante

Pin It on Pinterest

Share This