Comparar préstamos personales antes de contraer la deuda es la mejor decisión que puedes tomar, te permitirá conocer las opciones que existen y elegir el que más te convenga.

Sin embargo debes tener cuidado: algunas instituciones ofrecen información parcial acerca de sus créditos, o la mínima requerida por la ley, lo cual no te deja ver más allá las implicaciones de sus servicios.

Por eso te compartimos nuestra lista de consejos para comparar créditos personales entre distintas instituciones o comparadores de crédito.

1 – No comparar préstamos personales con manzanas

Existen distintos tipos de crédito, por ejemplo: crédito hipotecario, préstamo personal, crédito automotriz, tarjetas de crédito, entre otros. Asegúrate de comparar el mismo tipo de financiamiento entre las distintas empresas ya que normalmente suelen nombrar sus productos crediticios con fines de mercadotecnia.

2 – Compara el CAT

El CAT es el Costo Anual Total que tendrá un crédito, y en nuestro post anterior explicamos a detalle qué es y cómo se calcula. Recuerda que este número debe ser el más bajo posible. El CAT puede variar de un tipo a otro, por ejemplo: el CAT de un crédito automotriz será más bajo que el de un préstamo personal.

3 – Pide el cálculo del CAT personalizado

Para fines informativos las instituciones muestran su CAT promedio sin IVA. Por ello debes solicitar el cálculo del CAT personalizado ya que depende del monto, el plazo y las comisiones, así que puedes solicitar una simulación. En algunos casos es posible que este número te lo muestren una vez que haz hecho tu solicitud de crédito. Asegúrate de poder cancelar el crédito antes de que lo otorguen si el CAT no te convence.

4 – Evita pagos anticipados

No te dejes engañar, existen empresas fantasma que te ofrecen créditos por montos enormes y pagos pequeños, sin avales y sin Buró de Crédito. Normalmente estas empresas te solicitan un pago anticipado antes de hacer el depósito del crédito. No lo hagas, evita estas empresas; una vez que depositas el anticipo desaparecen y nunca te entregan el crédito.

5 – Dile no a los créditos sin Buró de Crédito

Existen empresas que otorgan créditos sin revisar Buró de Crédito. Esto no es recomendable, por una razón sencilla: no analizan tu situación crediticia, por lo tanto no saben cual es tu capacidad de endeudamiento ni el alcance de tus compromisos financieros actuales. Por lo tanto, si ya tienes otros créditos es probable que te retrases en los pagos, y debido a que los intereses son muy altos tu deuda crece de forma descontrolada.

6 – Compara créditos en Internet

Plataformas como Comparador Financiero te permiten conocer otras ofertas de crédito que hay en el mercado sin ningún costo, además te muestran el CAT, los pagos mensuales y plazos de tu próximo crédito.

7 – Conoce los pagos mensuales

Los pagos mensuales dependen del plazo y la tasa de interés anual. Una buena manera de filtrar tus distintas opciones es conocer el monto de los pagos mensuales, ya que te permitirán saber si puedes cubrir dichos pagos sin contratiempos.

8 – Conoce el total pagado del crédito

Otro dato importante es el total que habrás pagado por tu crédito. Generalmente este monto aumenta según el plazo: pagarás más intereses con un crédito a 36 que a 12 meses. Solicita una simulación en la institución y puedas comparar.

Nota final

Con estas recomendaciones podrás comparar préstamos personales de forma más precisa y elegir el más adecuado para ti. Lo más importante es comparar el CAT, es la cifra que engloba todos los costos inherentes del préstamo, por lo tanto entre más bajo sea este número es más barato el crédito.

 

 

3
3

Préstamos personales rápidos.

Dinero en efectivo al instante

Pin It on Pinterest

Share This