Te decimos como hacerle para que ya no te molesten más

Todos hemos recibido esa odiosa llamada de un banco ofreciéndonos una tarjeta, seguro, crédito o cualquier cosa que puedan vender. Si bien, esta práctica de venta no es ilegal y están en todo su derecho de hacerla, sabemos lo molesto e incómodo que se ha vuelto. Las horas cada vez son más inoportunas y ya incluso llaman en fines de semana. Junto con esto, los operadores se han vuelto más insistentes, lo cuál es un poco entendible cuándo te enteras que trabajan bajo agresivos modelos de comisiones y su sueldo depende en gran parte de que les des un “sí”.

Pero no queremos arruinarte el día. Al contrario, nuestro objetivo es darte una gran noticia que estamos seguros ayudará a ahorrarte muchos enojos y molestias. Gracias a que las autoridades correspondientes tomaron cartas en el asunto, existen opciones para no recibir más este tipo de llamadas, al igual que medidas para defenderte en caso de ser ofendido o amenazado por parte de un despacho de cobranza. Así que continua leyendo, pues explicaremos claramente cuales son tus derechos y que acciones debes tomar si te encuentras en esta situación.

¡Que NO te molesten más!

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) generó dos herramientas para evitar las molestas prácticas de las instituciones bancarias. La primera, llamada Registro Público de los Usuarios (REUS), evita que sigas recibiendo ofertas y llamadas publicitarias. Mientras que el Registro de Despachos de Cobranza (REDECO) funciona como un recurso para denunciar todo tipo de prácticas indebidas en el cobro de deudas. Ambos sistemas son muy fáciles de usar y efectivos en cada una de sus tareas.

REUS

Funciona como un directorio en el cuál, los usuarios que no desean ser molestados con llamadas mercadológicas, se inscriben dando una serie de datos y al ser parte de esta lista su contacto queda “bloqueado” para las instituciones bancarias. La inscripción puede hacerse por diferentes medios:

  • De forma presencial, acudiendo a alguna de las 36 subdelegaciones que tiene la CONDUSEF en el país. Por este medio, es necesario presentar identificación oficial y recibo telefónico.
  • Vía telefónica, llamando al 01800 999 80 80 para todo el país o al 53400 999 en la Ciudad de México. En este caso, se requiere que la llamada salga del número que quieres restringir y tendrás que dar una serie de datos personales.
  • En internet, entrando a la página www.codusef.gob.mx dónde deberás llenar un formulario.

Para no ser molestado por las instituciones bancarias, cada persona puede bloquear 2 números particulares, 2 laborales y un correo electrónico. Cabe recalcar que la CONDUSEF tiene un plazo máximo de 45 días para darte de alta, y por desgracia, el registro dura únicamente dos años. Por otra parte, este trámite tiene el gran beneficio de ser 100% gratuito y te da la opción, si así lo prefieres, de registrar dos instituciones financieras que sí puedan ofrecerte promociones y publicidad.

¿Qué pasa si continúan las llamadas? En dado caso, deberás presentar tu queja ante la CONDUSEF para que ellos puedan iniciar una investigación y en caso de encontrar pruebas, multar a la institución por no respetar tu derecho a la privacidad.

REDECO

Igual es un directorio pero aquí en lugar de regístrate tú como usuario, los que se tienen que registrar, por ley, son los despachos de cobranza contratados por las entidades bancarias. Te preguntarás ¿y a mí eso de que me sirve? Pues de mucho, ya que al recibir una llamada hostigadora, tu podrás entrar a este sistema electrónico y te permitirá ver todo sobre la empresa: razón social, nombre de las personas que realizan la gestión, teléfonos, domicilio, correos y una serie de datos que puedes usar para presentar tu queja.

Antes de presentar la reclamación, debes de tener muy presente que es lo que sí pueden hacer los despachos de cobranza y que es lo que no. De tal forma que puedas diferenciar entre un abuso y un práctica común. Las disposiciones más comunes que deben acatar según la CONDUSEF son:

  • Identificarse plenamente;
  • Dirigirse al deudor de manera respetuosa;
  • Comunicarse o presentarse sólo entre las 7 de la mañana y hasta las 22 horas;
  • Evitar usar nombres o denominaciones que se asemejen a las de instituciones públicas;
  • No amenazar, ofender o intimidar al deudor, sus familiares, compañeros de trabajo o cualquier otra persona que no tenga relación con la deuda;
  • La gestiones de cobro a terceros están prohibidas;
  • Jamas enviar documentos que aparenten ser escritos judiciales;
  • No recibir por cualquier medio y de manera directa el pago del adeudo, entre otros

Se crees haber recibido una llamada que incumpla con alguno de estos puntos, entonces debes presentar tu queja ingresando a la sección de REDECO en la página de la CONDUSEF. Ahí deberás llenar un formulario con datos relativos a la inconformidad, tales como: entidad financiera, producto por el que te están cobrando, medio por el cuál te contactaron, razón de tu queja y otra serie de aspectos. Tú caso será analizado y de encontrar incumplimientos con la regla, la sancionado será la institución financiera que contrato al despacho.

Haz uso de las herramientas que nos brindan las autoridades y en caso de tener duda sobre algún tema en específico, recuerda que siempre estamos para ayudarte.

 

3
3

Préstamos personales rápidos.

Dinero en efectivo al instante

Pin It on Pinterest

Share This