Si buscas préstamos personales para unificar tus deudas o salir de un apuro es muy probable que encuentres cientos de opciones en Internet y te sientas confundido sobre cuál elegir.

Es una realidad que todas las instituciones financieras prometen los mejores créditos, pero una vez que te hacen el préstamo te aplican un sin número de comisiones e intereses que nunca te dijeron que cobrarían.

Aquí te diremos cómo descubrir cuáles son los créditos que si te convienen y evitar dolores de cabeza con trámites ocultos, comisiones, intereses o multas.

1 – Asegúrate que sea confiable

La manera más sencilla de saber si la empresa es de confianza es pedir el contrato. Una empresa que se niega a mostrarte el contrato, por la razón que sea, no es de fiar.

Esto se debe a que en los contratos se especifican todas las condiciones del crédito, obligaciones de la empresa y el cliente, así como los derechos de ambas partes; por lo tanto si tienen cláusulas abusivas o simplemente no tienen contrato entonces se negarán a mostráterlo.

En conclusión: si no te muestran el contrato aléjate.

2 – Identifica la tasa anual y el CAT

Es importante señalar que la tasa anual y el CAT son diferentes. Es común asumir que son lo mismo, sin embargo un crédito que se anuncia con la tasa anual más baja podría estar ocultando las comisiones que cobra y que generan un costo adicional al préstamo.

Por ejemplo: un préstamo personal con una tasa anual del 10% podría parecer muy buena opción, sin embargo la institución cobra una comisión por apertura más un seguro de vida. Estos costos adicionales no están contemplados en la tasa anual, y por lo tanto el crédito es más caro, pues en la práctica hay gastos adicionales.

Por lo anterior, el Banco de México ordenó el uso de una medida estandarizada que contemple todos los gastos derivados de un crédito como la tasa anual, más las comisiones por apertura, seguros, etc.

Es decir: el CAT es una medida más completa que contempla la tasa de interés anual más los costos adicionales del financiamiento.

3 – Compara el CAT de los préstamos personales

Por ley las empresas que ofrecen financiamiento están obligadas a mostrar el CAT promedio. Aunque es un buen indicador para saber cuáles créditos son más baratos en ocasiones la instituciones lo calculan sin contabilizar las comisiones ocultas, por ejemplo: por pago anticipado.

Por lo anterior te recomendamos utilizar el CAT como un indicador de referencia y no como un dato confiable en el que puedas basar tus finanzas personales, pues al final este indicador es un promedio y puede variar una vez que te otorguen el préstamo.

4 – Conoce las comisiones

Evita sorpresas con las comisiones o recargos del crédito. Si ya tienes en la mira un par de opciones pregunta por las comisiones que cobran y las condiciones en que se aplican.

Por ejemplo: en ocasiones cobran comisión por pagos anticipados, o por depósitos en corresponsalías bancarias. Preferentemente pide una lista de las comisiones, es probable que algunas ni siquiera estén en el contrato debido a huecos legales.

5 – Simula tu crédito personal

Actualmente existen muchas opciones de crédito en Internet que cuentan con su propio simulador de crédito. Puedes aprovechar esta herramienta para conocer cómo serían tus pagos. Te será de gran ayuda pues podrás saber con mayor precisión si puedes pagar el crédito.

En caso de que la institución no tenga un simulador de crédito en su sitio web, puedes utilizar el que hemos publicado en nuestro blog. Sólo recuerda que los cálculos son aproximaciones y pueden diferir un poco de tus pagos reales.

Apuntes finales

Recuerda que la mejor manera de elegir un préstamo es estar bien informado sobre las disposiciones oficiales, en este caso tener muy claro que es el CAT.

No olvides pedir el contrato de crédito, además de leerlo es una buena medida para descartar préstamos personales fraudulentos.

Pregunta a tus amigos y familiares por opciones de financiamiento que conozcan. Es probable que ellos puedan mencionarte alguna institución con la que ya tuvieron una buena experiencia.

Compara las distintas alternativas que tengas a la mano. Detecta a tus opciones comparando el CAT, comisiones, seguros, formas de pago, etc. Recuerda que entre más barato es el crédito (menor CAT) es probable que te pidan más requisitos.

¿Tienes alguna duda sobre los préstamos personales? Déjanos tu comentario y lo abordaremos en nuestros siguientes artículos.

 

3
3

Préstamos personales rápidos.

Dinero en efectivo al instante

Pin It on Pinterest

Share This