Todos los días, sin importar que hagamos, estamos expuestos a recibir monedas o billetes falsos. Las técnicas de los estafadores son cada vez más profesionales, lo cuál nos obliga a estar preparados y atentos para reconocer rasgos específicos de nuestro dinero en efectivo.

Es importante mencionar que, gracias a una serie de esfuerzos y medidas que Banco de México (Banxico) ha ido implementado, se ha avanzado en el combate a la falsificación. Sin embargo, el riesgo de acabar siendo víctima sigue más que presente. A tal grado que durante 2018 se detectaron alrededor de 338 mil billetes falsos, equivalentes a 109.6 millones de pesos.

Sin duda alguna, el mejor mecanismo de defensa que podemos aplicar para evitar ser engañados, es conocer y saber identificar las características propias de cada billete o moneda. Las diferentes denominaciones cuentan con una serie de elementos de seguridad que nos ayudan a comprobar su autenticidad. En el caso de los billetes, los componentes más comunes son:

  • Relieves sensibles al tacto. Analiza los billetes al tacto y confirma que el papel sea polímero/algodón. Identifica los relieves en la denominación con número y letra, al igual que en el personaje y el texto “Banco de México”.
  • Registro perfecto. Viendo el billete a contraluz, se complementa una imagen que forma el mapa de la República Mexicana y la rosa de los vientos.
  • Marca de agua. Son imágenes que, vistas a contraluz, muestra al ángel de la independencia, el personaje en cuestión o la denominación del billete en número.
  • Hilo microimpreso. Únicamente se ve a contraluz. Cruza verticalmente el billete y contiene escrita la denominación en cuestión.
  • Hilo de seguridad. Mismas características que el anterior pero sin denominación.
  • Número oculto. Es necesaria la ayuda de una lupa. Son textos micro impresos que repiten la denominación del billete en número y letra (Ej. 100 CIEN 100 CIEN 100)
  • Elementos que cambian de color. La idea es ir girando el billete y buscar la tinta que cambia de color. Dicho efecto es visto desde ambos lados del papel.
  • Ventana transparente. Se observa a simple vista y únicamente aparece en los billetes de polímero.
  • Hilo 3D. El hilo contiene elementos que parecen moverse cuando giras el billete.

 

*Es importante mencionar que no todas las denominaciones contienen la totalidad de los elementos mencionados y que las características van cambiando conforme se van haciendo actualizaciones en los modelos.

 

Conforme a las monedas, también existen técnicas que aplicar y características que debemos buscar en ellas:

  • Su color es único y no se pierde. Es entendible que por uso se vayan desgastando y perdiendo brillo, sin embargo, el color debe ser el mismo.
  • Unión de los metales. Al ser ensamblados a la perfección, no se debe percibir ningún borde entre el circulo interno y el aro externo.
  • Textura lisa y grabado bien definido. Observa y toca para encontrar irregularidades.

 

Otras formas de defenderte

 

Si no confías completamente en la visión y el tacto para comprobar los elementos de seguridad, puedes apoyarte de las diferentes herramientas que te ofrece el mercado. La opción más básica y económica son las plumas especiales: funcionan pintando una raya que, en caso de oscurecer, nos dice que el billete es falso. Así mismo, existen lámparas ultravioleta, ya que los billetes cuentas con ciertos elementos que brillan cuando son expuestos a dicha luz. Por desgracia, estas y otras herramientas no logran ser 100% infalibles.

Gracias a los avances tecnológicos ya existe maquinaria mucho más confiable. Tal es el caso del detector marca DBF, que está equipado para comprobar seis elementos: filtro ultravioleta, luz infrarroja, calidad del papel, sensor de tamaño, detección magnética y detección de hilo metálico.

 

¿Sospechas tener un billete falso? Te decimos qué hacer

 

Lo primero que debes hacer es ya NO usar ese billete, pues en dado caso que lo pongas en circulación, y efectivamente sea apócrifo, tú mismo estarías cometiendo un delito que es penal y se puede castigar hasta con 12 años de cárcel. Ante cualquier duda de que tienes en tus manos un billete falso, lo mejor es llevarlo a tu banco más cercano para que ellos lo hagan llegar al Banco de México y pueda ser analizado.

Te preguntarás ¿pierdo mi dinero y nadie me lo repone? No necesariamente. Cuando entregas el billete en el banco, ellos deben darte un recibo con el cuál, si el billete resulta ser genuino, podrás reclamar tu dinero. En dado caso que el billete sí sea fraudulento, Banco de México lo retendrá y no se te dará nada a cambio. Sin embargo, al entregarlo estás haciendo un bien social, ya que evitas que ese billete siga afectando a más personas.

3
3

Préstamos personales rápidos.

Dinero en efectivo al instante

Pin It on Pinterest

Share This